Posición del misionero para hacer el amor

posicion del misionero

La posición del misionero se considera, tanto por boca de muchos como por estudios, la postura sexual más usada por la humanidad, y aunque muchos jóvenes quieren hacerse los innovadores de su tiempo y afirman que es monótona y pasiva, lo cierto es que es una de las posturas más completas. Así que si quieres saber más, te invito.

posicion-del-misioneroEl nombre de la “postura del misionero” no ha sido siempre así, antes se le llamó la postura matrimonial, la posición de mamá y papá o la posición de superioridad masculina. Sobre su procedencia hay muchas teorías, unos comentan que fue la posición que usaban los misioneros del cristianismo durante la colonización de América, para fecundar el mayor número posible de indígenas. Otros comentan que fue la posición que estos misioneros comenzaron a enseñarle a los pobladores colonizados porque estimaban que hacían el amor como animales. Otra versión es que su nombre viene de la década del ’50 del siglo XX, producto de un error de traducción de textos antiguos. Incluso, se registra que el término fue acuñado en el Oxford English Dictionary a finales de la década de 1960, quizás fueron los hippies los creadores del nombre, porque de usarse, hace muchos siglos. 🙂 Lo cierto es que ya hoy es la posición más buscada en internet y se ha estandarizado “la posición del misionero” como su nombre en el siglo XXI.

Descripción de la Posición del Misionero

Es la posición más fácil y natural que podéis hacer. Se basa en la mujer acostada boca arriba, con sus piernas semi-abiertas, con el espacio suficiente del ancho de las caderas del hombre. El hombre se acuesta encima de ella y listo, a disfrutar de un buen sexo. Al ser tan fácil, es la posición ideal para principiantes, no requiere de dotes especiales ni de habilidades físicas de otro planeta. Se caracteriza por un alto nivel de contacto corporal y visual. En asunto de sentir es el hombre quien mejor puede excitarse al poder penetrar su pene en su totalidad. Es usada tanto para tener sexo vaginal como anal.

 

Es una de las posturas que más variantes puede tener, todo en dependencia de lo que quieras lograr. Si quieres tener un sexo con mucha pasión, esta postura te permite hacerlo con calma, alargando los intervalos de penetración de lentos a rápido, con penetraciones leves a profundas. Si el asunto es sexo duro, las posibilidades son buenas, por la disponibilidad de movimiento de las caderas y espacio. Si la posición del misionero limita las posibilidades de movimiento de la mujer, hay técnicas muy efectivas para tener un máximo de placer, si están listos, los dejo con el experto. 😛

Recomendaciones del Experto sobre la Posición del Misionero

Para el hombre:

  • Tómale las manos, en la medida que aumenta el placer aumenta la presión de ella en tus manos, te sirve como indicador y como estimulante.
  • Haz movimientos de variaciones de caderas, el roce de ellas con sus piernas la estimula.
  • Realiza penetraciones variables, donde sean varias leves y una profunda, la sensación de las variaciones suben el nivel de excitación.
  • Esta posición te permite estimularle los senos, el cuello, besarle y hasta acariciarle las orejas sin usar tus manos y sin dejar de penetrar.
  • Para mayor capacidad de movimientos, levanta tu cuerpo un poco, apoya tus manos sobre su cintura o ponlas al lado, tus caderas quedarán más libres de movimientos.
  • Si ella se estimula mucho por su clítoris, bájale las piernas en posición de acostada, así tu pene tendrá mayor roce en su clítoris. Importante, en esta variante tendrás más estimulación en tu pene, debes tener buen control.
  • Durante el acto, háblale suavemente al oído, dile cosas que le gusten. Si es tu primera vez con ella, no lo uses, por si acaso.

Para la mujer:

  • Puedes controlar el grado de penetración con el grado de inclinación de tus piernas, si deseas que sean menos profundas, bájalas, si deseas más profundas, súbelas.
  • El placer aumentará al unir tus piernas sobre la cintura de él, si no estás muy práctica, ayúdate con tus manos.
  • Si gustas del sexo anal, esta posición es muy cómoda al subir tus piernas.
  • Mientras él se mueve, tócale las nalgas, incluso, puedes apoyar tus uñas sobre ellas, es muy estimulante.
  • Durante el acto sexual, mete una de tus manos entre tus piernas y acaríciale suavemente los testículos, le aumentará la excitación sexual.
  • La posición del misionero es muy cómoda para estimularte el clítoris mientras sientes las penetraciones, aprovéchala.
  • Para aumentar la estimulación del pene, esta posición te permite contraer tu vagina, haciéndola más estrecha, claro, para tener mayor capacidad debes hacer ejercicios para ello.
  • Otra trampa es que te corras en la cama hasta tener la cabeza fuera, con ello aumentará la cantidad de sangre en el cerebro, aumentando el placer, y la inclinación pondrá más rígido los músculos de la vagina, fácil verdad.
  • Es muy propicia para acariciarle la parte atrás de la cabeza, metiendo tus dedos hará que se vuelva loco.
  • Si no deseas tener penetración, esta posición te permite usar tus muslos o pies, con algo de lubricación, usando incluso hasta saliva, para crearle un roce agradable al pene. Se llama sexo intercrural y puede servir también para estimular antes de la penetración o para experimentar nuevas sensaciones: sexo sin penetración.

Curiosidades de la Posición del Misionero

posicion-del-misionero

En la Florida, Estados Unidos, existe una ley que prohíbe el uso de varias posturas sexuales, excepto la postura del misionero. Más que claro que nadie la cumple, ni que nadie vigila por su cumplimiento, te imaginas. 🙂

Para muchos la postura del misionero es una de las que más posibilidades tiene para la fecundación, aunque no hay estudios públicos que lo demuestren, si es cierto que ubicar una almohada sobre las nalgas de la mujer, propicia una inclinación que puede favorecer.

Es una de las posiciones más gustadas entre los hombres, compitiendo muy de cerca con la posición del perrito y la posición La Vaquera, aunque con las nuevas tecnologías y esta guía que te mostramos, estas estadísticas pudieran variar.

Conclusiones

Ciertamente la posición del misionero es la ideal para quienes comienzan en el mundo del sexo. También para quienes tendrán una pareja donde la pasión y la intensidad es muy alta, las posibilidades de sentir son muy altas, digamos que es la posición de los románticos. Igualmente es la posición recurrente para los expertos en la cama, los que tienen la paciencia de sentir o para una primera relación, ya que permite explorar con mucha paciencia los gustos sexuales, los lugares de mayor excitación de tu pareja y no corres muchos riesgos de hacer algo equivocado. Además, la posición del misionero suele ser la posición de inicio y de fin de un encuentro sexual de muchas posiciones.

Ya sabes, a poner en práctica y no olvides contarnos que tal te fue. 😉

“El sexo forma parte de la naturaleza, y yo me llevo de maravilla con la naturaleza”.  Marilyn Monroe

Leave a Reply

¿Quiéres ser un experto(a) en el sexo?

Suscríbete y te daremos las mejores técnicas

Te enviaremos libros, artículos, consejos y mucho más...

Total discreción en nuestros textos y asuntos de correo